sábado, 16 de septiembre de 2017

¡Gracias por el acuerpamiento!

A Waldir, Leila, Soghand y David, con cariño

Al pensar en mi tema de tesis, puse mi mirada en trabajar siete experiencias de ciberactivismo – ciberfeminismo del ciberespacio nicaragüense: cuatro compañeras lesbianas y tres compañeros homosexuales, incluido yo, tomando en cuenta relatos contrahegemónicos que evidenciaran el peso de la violencia machista sobre cuerpos feminizados en la matriz de opresión patriarcal.

Sin embargo, al detenerme a explorar estos casos, cinco compartíamos en común que teníamos un blog donde publicábamos con cierta frecuencia y usábamos Facebook o Twitter, como plataformas para compartir nuestras publicaciones realizadas en las bitácoras virtuales. Fue por ello que decidí optar por las y los bloggers porque pensé en lo útil que podría ser este trabajo en lo que concierne a la construcción de genealogía de bloggers LGBTI nicaragüense, tomando en cuenta que desde la revisión de antecedentes, este enfoque no ha sido estudiado en nuestro país.
Es así que “La bitácora de un homosexual”, de mi autoría, “La vida en Púrpura” de Soghand Ghadimi, “Crónicas de la ciudad” de David Rocha, “Dentro del clóset” de Leila Vargas y “El blog de Wal” de Waldir Ruiz, son los blosg de donde se desprende el análisis desarrollado a lo largo de la investigación “Narrativas subversivas de lesbianas y homosexuales en el ciberespacio nicaragüense: Fugas, resistencias y transgresiones”.



Las blogueras y los blogueros con quienes converso en esta tesis no son distantes a mí. Somos nicaragüenses de diversas procedencias que nos movilizamos en contextos urbanos. Waldir es oriundo de Nagarote, municipio de León, Leila y Soghand de la ciudad de Masaya y David de Managua al igual que mi persona.  Nos caracteriza la migración interna, así como fuera del país por motivos de trabajo o de estudios mediante beca. Somos jóvenes, nuestras edades oscilan entre 23 y 28 años.  Con ellas y ellos comparto lazos de compañerismo y de amistad. También solemos encontrarnos en la virtualidad, en espacios de debate y de movilización social.

Waldir Ruiz es la persona que me motivó a crear mi blog y fue quien me acompañó en mi proceso de autonombrarme homosexual. Conozco muy de cerca su compromiso político por aportar al cambio de ideas y prácticas machistas, su trabajo como comunicador social, bloguero, articulista y de escritura creativa. Fue por ello que decidí contar su experiencia como blogger homosexual en esta investigación, como un reconocimiento a lo que ha aportado en mi proceso de salir del armario y transitar en un feminismo más allá de un discurso.

A David y Soghand les conocí personalmente en su participación como invitados en el programa de radio Cuerpos Sin-Vergüenzas, del Programa Feminista La Corriente, de donde formo parte del equipo de producción. También mediante otros espacios de debate que se han realizado desde esta organización.  Escucharles fue una de las razones por las cuales pensé en que participaran en esta tesis. Antes de conocerles, ya leía sus entradas por contactos en común que compartían en sus muros de Facebook o porque alguien me comentaba sobre alguna publicación de ambos.
En los caminos de este proyecto de investigación generé una relación de amistad con David, quien a través de conversaciones online y offline, me sugería documentos y enfoques críticos que me ayudaron a profundizar reflexiones en la fase de análisis.
A Leila Vargas, la conocí por la comunidad Política-Mente Incorrecto, seguía la pista a sus publicaciones y dadas muchas inquietudes de ambos, logramos tener charlas virtualmente, problematizando lo que implica estar dentro o fuera del armario.


Por el contenido político que desde mi percepción se proyectaba en la propuesta de Waldir, Soghand, David y Leila, es que tomé la decisión de contarles sobre esta aventura y aceptaron mi propuesta. A ellas y ellos, les agradezco mucho por aceptar con entusiasmo participar en esta investigación y de esta forma permitirme conocer sus historias, más allá de sus bitácoras virtuales. Nos sacamos cien, lo digo en plural porque el acuerpamiento dentro y fuera de la red lo hizo posible. 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

“Hay que dejarse llevar por esas cosas que nos mueven”

Para Edurne, con cariño

“Narrativas subversivas de lesbianas y homosexuales en el ciberespacio nicaragüense: Fugas, resistencias y transgresiones” fue el título de mi tesis en el marco de la maestría Perspectivas de género y desarrollo en la UCA. Es un estudio donde me coloco como participante-investigador para auscultar distintos usos políticos del internet desde prácticas de ciberactivismo - ciberfeminismo lésbico y homosexual en Nicaragua.  

La idea de este proyecto de investigación surgió en la asignatura “Introducción a la teoría queer”. En esta clase tuve la oportunidad de ampliar fuentes teóricas con temáticas ligadas a disidencia sexual y de género, aclarar y ampliar conceptos que desde el autoestudio aun no terminaba de entender, asimismo, pude nutrirme con los debates en clase al intercambiar opiniones con mis compañeras.

Esta clase fue impartida por Edurne Larracoechea, que posteriormente me acompañó como tutora en mi trabajo investigativo. Para mí fue elemental que ella me haya brindado un espacio en su clase para compartir mi experiencia de encuentros y conflictos con la teoría queer desde mi vivencia personal, mi activismo virtual y de calle. 

En esa ocasión conté cómo la literatura queer llegó a mí en un momento de incertidumbre y que en ese primer acercamiento, la tomé como una terapia e inicié mi largo proceso de salida del armario en el que poco a poco fui abrazando con mucha fuerza, las causas feministas. Todo ello lo iba registrando en mi blog La bitácora de Frank Hooker, ahora La bitácora de un homosexual.

Verbalizar esta experiencia me motivó a poder dimensionar los alcances políticos de la escritura en blogs, no solo desde mi vivencia, sino también a través de otros y otras disidentes sexuales. Cuando le platiqué a Edurne sobre esta idea para mi tesis, me dijo “hay que dejarse llevar por esas cosas que nos mueven. Suena a un tema que podés hacer muy tuyo” y así, poco a poco, fue fluyendo esta investigación.

Este proceso me permitió reconstruir experiencias corpóreas, enfatizando en las sanciones, transgresiones y desafíos que ha implicado reconocerme y nombrarme públicamente como homosexual; debatir con las posturas políticas de las y los bloggers frente a diversas formas de opresión y cuáles son nuestras esperanzas compartidas. Con los resultados fortalecí la confianza en mí mismo en muchas esferas y he sentido cuerpo a cuerpo, el gran cariño que me tiene mi red de entrañables amigas y amigos, que es recíproco.


Con todo mi cariño, agradezco infinitamente a Edurne Larracoechea por confiar en esta idea, por estimular un espíritu de investigador disciplinado y riguroso, por su motivación constante, sobre todo en los días de cansancio existencial. Infinitas gracias por el acompañamiento durante todo el tiempo que implicó este ajetreado recorrido. 




sábado, 5 de agosto de 2017

♪ ♫ Buenas noches, desolación ♩ ♬

Dejar de idealizar, he ahí la cuestión. Cuesta mucho deconstruir la idealización de esa persona con la que creemos que puede ser posible compartirnos afectiva y eróticamente. Suelo ser de esos que se deja ir cuando identifica pistas que alimentan posibilidades, y que termina en una noche lluviosa, refugiándose en la poesía de Benedetti, en las canciones de Julieta Venegas, en el chat con la amiga que te acuerpa. En definitiva, la táctica y estrategia deberán cambiar.