domingo, 27 de abril de 2014

"Pies descalzos, sueños blancos” un eco de resistencia


“La mejor manera de permanecer mucho tiempo es ser natural, así la gente nunca va a descubrir una cara que no tienes , una cara que no es real, trato de no llevar máscaras, hace mucho tiempo me quité algunas, siempre me quedan otras, pues todos llevamos máscaras”.

El sencillo que dio título al disco Pies descalzos, sueños blancos en 1996, es uno de los temas que más recordamos de la faceta de Shakira “pelo negrito y la cara redondita, así medio rokerita”, como es descrita en la canción “Gordita”, en un dueto con Calle 13.  

En esta canción se cuestiona una enorme cantidad de normas sociales que tienen su nicho en el sistema patriarcal y machista. Mandatos que limitan la libertad individual, que producen sociedades preocupadas por enjuiciar y colocar en la periferia todo lo que signifique un atentado a la moral y las buenas costumbres.

Desde mi mirada, "pies descalzos" provoca recordar de dónde venimos, cuáles son nuestros orígenes y los “sueños blancos” simbolizan la colonización de nuestras conciencias, nuestros cuerpos, nuestros territorios, hecha históricamente por cuerpos blancos heternormativos, quienes nos impusieron fundamentalismos de toda índole que siguen estando presentes en el día a día, con efectos perversos.  

La máscara como símbolo de la doble moral y el conservadurismo

“Pies descalzos, sueños blancos” evidencia la obediencia histórica a imposiciones sociales que agobien nuestra existencia. El video clip de la canción comienza con la escena de una fiesta burguesa donde suena una canción clásica de un típico amor romántico. 

Están presente personas enmascaradas, las máscaras son de rostros blancos, ojos azules, con marcados esteriotipos de belleza masculina y femenina, otras con gestos de ridiculización. Las mujeres sostienen finos cigarrillos, otras no, lucen pelucas rubias con peinados clásicos. Los hombres sostienen copas con vino en sus manos. Todos/as visten elegantemente. 

Se retrata a una sociedad conservadora, preocupada por guardar las apariencias. La única persona que no tiene máscara es la persona que actúa como mesero. Cabe resaltar que la máscara está presente durante todo el video, quizá como símbolo de la doble moral y el conservadurismo.



Al abrirse las puertas de un lujoso salón, todas/os observan hacia el mismo punto y seguidamente se abre otro salón, escuchándose satíricamente el sonido de cuando halamos la palanca del baño. Así comienzan a mostrarse una serie de realidades que trastocan el conservadurismo de la sociedad "perteneciste a una raza antigua, de pies descalzos y de sueños blancos", dice Shakira al dar inicio a su interpretación. 

La resistencia de las/os oprimidas/os 

Se presenta una zona desértica, que pareciera un cementerio, pero inusual, los cuerpos yacen enterrados de manera vertical y sobresalen en la superficie, pies de mujeres y hombres. Empezamos a oír en las líneas de la canción “fuiste polvo, polvo eres, piensa que el hierro siempre al calor es blando”, donde resalta la desigualdad prevaleciente en nuestras sociedades, donde los más pobres así como las personas que desobedecen la heteronorma, son quienes más sufren marginación social, económica y política. En cambio, otros sectores como las iglesias, empresa privada y fuerzas políticas, gozan de privilegios y suelen abusar de su poder para imponer modelos de “desarrollo” y leyes que a los únicos que favorecen es a ellos mismos. No obstante, aun cuando se crean súper poderosos, la resistencia de las/os oprimidas/os les advierte que "el hierro siempre al calor es blando”. 



De pronto nos traslada al paraíso, ese donde según el Génesis Bíblico, los primeros seres humanos que habitaron la tierra fueron Adán y Eva. En el video vemos a una Eva que difiere con el estereotipo de belleza femenina de Eva que nos ha presentado el cine. Una Eva gorda, vestida con hojas y que come desmesuradamente, con gusto, la llamada fruta del conocimiento, sin que una “serpiente”, símbolo de lo demoníaco en el Génesis, le inste a hacerlo, sino la necesidad de alimentarse con lo que regala la naturaleza.



Por instantes aparece un hombre sentado en la zona desértica de espaldas apoyado en el respaldar de una silla, sin que se le vea el rostro en ningún momento, que quizás podría ser el Adán, quien a diferencia de Eva, este no aparece en lo que sería el “paraíso”. En mi lectura, la intérprete resignifica que el destierro/abandono de Adán del paraíso no fue culpa de la “seducción” de Eva, sino por voluntad propia “tu mordiste la manzana y renunciaste al paraíso y condenaste a una serpiente, siendo tú el que así lo quiso”, dice en la melodía. 

Disidencia sexual y de género  

Shakira cuestiona a una sociedad moralista que reprime el derecho de explorar y conocer nuestros cuerpos y descubrir con ello lo que nos genera placer sexual, satanizándose así todo lo relacionado a la vivencia libre y placentera de nuestra sexualidad, escuchamos en la canción “contestar solo aquello o sentir solo esto, y que Dios nos ampare de malos pensamientos”.

Y profundizando en las cuestiones del género, en el video logramos apreciar críticas a las fobias LGBTI. Vemos a un hombre levantándose la máscara que toma un labial y se pinta los labios, reflejando miedo en su rostro, seguramente por la vigilancia de los policías del género que existen en nuestras sociedades conservadoras. También vemos a una transgénero femenina, que aparece de espaldas en un urinario. Cómo sabemos, la comunidad LGBTI es uno de los sectores más oprimidos desde la óptica de la moral cristiana que los coloca como cuerpos abyectos por ser disidentes sexuales y del género. 



Una sociedad disciplinada 

En la canción escuchamos “te enfrentaste a dinosaurios bajo un techo y sin escudos”. Desde mi percepción, cuestiona la violencia que impera en la actualidad. Critica las formas violentas que en tiempos modernos se implementan para “resolver” conflictos. Y de ahí el porqué de las guerras, los altos índices de violencia contra las mujeres, femicidios, maltrato contra la niñez, discriminación y crímenes de odio contra la comunidad LGBTI, delincuencia, crimen organizado, tráfico de drogas, represión policial y militar para acallar a personas inconformes con el sistema político. En ese breve enunciado de la canción encontramos una fuerte crítica a la violencia estructural, que mata, que impide una convivencia en igualdad, equidad y respeto.

La intérprete refiere que a pesar de toda esa violencia que se cosecha y se reproduce en nuestras sociedades a muchas/os les importa “un pepino” el destino de la humanidad. Expone a una sociedad empeñada en “un mundo exacto de acabados tan perfectos, cada cosa calculada en su espacio y en su tiempo”, una sociedad mecánica, esquemática, que teme al autocuestionamiento que permita una reflexión profunda sobre qué tan felices somos obedeciendo una lista de mandatos, cuál es nuestra verdadera búsqueda, qué tanto respetamos a la otro y al otro en su deseo de ser libres. 

Mandatos sociales y de género 

Y ya en las últimas líneas de la canción nos hace mención de una gran lista de esos mandatos que en algún momentos realizan nuestros padres/madres/tutores en su rol de crianza con sus hijos e hijas como por ejemplo: “saludar al vecino”, “acostarse a una hora”, “ponte siempre zapatos”, “no hagas ruido en la mesa”, “usa medias veladas y corbatas en las fiestas”.

Nuestra sociedad también exige que para alcanzar éxito (algo tan relativo) debemos “asistir al colegio”, “cumplir con las tareas”, “trabajar cada día para vivir en la vida” porque “qué diría la familia si eres un fracasado”. Se exige ser un profesional para alcanzar cierto estatus social y de esta forma lograr “ser alguien en la vida”. Ignorándose que hay en nuestras sociedades grandes problemas en la educación de calidad, dificultades económicas para terminar la educación básica, ingresar a la educación técnica o superior, que existe una enseñanza que forma estudiantes para ser empleados/as y limita enormemente el emprendedurismo. Quien logra tener un empleo formal y con salario justo resulta ser un privilegiado, y quien no, se le estigmatiza como Ni-Ni (ni estudia ni trabaja). 

Otro mandato patriarcal, sobre todo en la adolescencia de mujeres, resulta ser la "presentación oficial" ante los demás cuando empieza su “etapa de transición de niña a mujer”, es decir "los quince" y para ello “es mejor no olvidar una fina champaña y bailar bien en vals”.

También prevalece en nuestras sociedades el ideal de madres por obligación y no por decisión, y lo más lamentable, que se promueve el concepto que para ser completamente mujer y ser feliz, hay que casarse con un hombre, hasta que las muerte los separe, formar una familia, porque eso es un "mandato divino". Hasta se dicta un límite de edad para el matrimonio “las mujeres se casan siempre antes de treinta, si no vestirán santos aunque así no lo quieran”.



Un eco de resistencia

Definitivamente que “Pies descalzos, sueños blancos” da para profundizar en diversos aspectos donde el sistema machista y patriarcal frena las libertades de cada persona para que sean el hombre o la mujer que desean-deseamos ser.

Shakira insta a repudiar el doble discurso. Con la constante imagen de los pies descalzos en el video, nos invita a resignificar lo que somos, quitarnos las máscaras, enfrentar lo dominante, buscar nuestra felicidad sin dañar al otro y la otra. Nos presenta una radiografía de mandatos sociales ligados al género que predominan en nuestras sociedades.“Pies descalzos, sueños blancos” es un eco de resistencia. 


jueves, 24 de abril de 2014

No es desnaturalizada, solo quiere decidir sobre su cuerpo




El 23 de abril en los telenotaroja de Nicaragua se presentó una noticia sobre una adolescente de Masaya de diecisiete años que arrojó un feto de cinco meses de gestación a una letrina luego de abortar en su casa de habitación, es decir clandestinamente al estar penalizado el aborto en Nicaragua (pero eso no lo dijeron los medios) Según informaron, la adolescente tiene un niño de tres años, es decir que fue obligada a parir desde los catorce años. 

El calificativo usado para condenar este evento -desde la moral cristiana claro-  fue el de “adolescente desnaturalizada”. Y todavía, más allá del riesgo al que se sometió esta adolescente ante un aborto clandestino e inseguro para  que su familia y vecinos  no la juzgaran, los medios informaron que al ser atendida en el hospital  fue operada para no poder tener otro embarazo, y de esta manera la “desnaturalizada adolescente” no cometa otro crimen, además será acusada de parricidio. 

¿Por qué no se habla de “hombres desnaturalizados” que no se preocupan en lo absoluto por asumir su responsabilidad frente a embarazos no deseados? 

¿Por qué  no se habla de una “sociedad desnaturalizada” que por su fundamentalismo religioso obstaculizan el derecho humano de toda mujer a decidir y las obliga a parir aun cuando ellas no lo quieran? 

¿Por qué no se habla de una “familia desnaturalizada” que cuando es un hombre del hogar el que comparte que será papá, hasta se le felicita aunque este no tenga condición alguna para asumir ese rol, pero si es una mujer y que además ha sido abandonada por su pareja, a ella le espera un trato inhumano?

¿Por qué no se habla de un “Estado desnaturalizado” que criminaliza la libertad de las mujeres para decidir sobre sus propios cuerpos, sometiéndolas a abortos clandestinas e inseguros que atentan contra sus vidas, y de sobrevivir, contra su libertad?  

¿Por qué no se habla de un “desnaturalizado sistema educativo” que no se preocupa por promover una educación sexual científica y libre de tabúes, pero que si se preocupa por delegar grupos de estudiantes que agiten banderas rojinegras en rotondas? 

¿Por qué no se habla de “Iglesias desnaturalizadas” culpables de todas las opresiones que viven las mujeres porque han encontrado machoaliados en la cosa pública? 

¿Por qué no hablar de "cibernautas desnaturalizados/as" que en lugar de solidarizarse por los atropellos a los derechos de las mujeres, insisten en querer controlar sus cuerpos y señalar con la mirada de la moral cristiana sus decisiones

¿Por qué no se habla de las realidades de las mujeres, sus miedos, sus sueños, de estrategias para batallar todas las violencias machistas?